Categorías
Sin categoría

ATLETISMO: 24 DE MARZO, SE RECUERDA AL ATLETA TUCUMANO MIGUEL SANCHEZ

A 42 AÑOS DE SU DESAPARICION !!!!.-

ATLETISMO
24 DE MARZO

Miguel Sánchez, el atleta desaparecido

El 24 de marzo, en Argentina se recuerda ‘El Día de la Memoria’, en alusión al último golpe de Estado e inicio del Gobierno Militar. El atletismo conmemora el secuestro del atleta tucumano.

En una fecha en la que Argentina recuerda a las víctimas de la última dictadura militar, proceso que se inició el 24 de marzo de 1976 a través de un golpe de Estado, el atletismo conmemora la desaparición del atleta y poeta Miguel Sánchez.

Desde el año 2000 es uno de los mayores símbolos –si no el mayor- de la lucha por la memoria en el deporte: el atleta Miguel Benancio Sánchez está desaparecido desde el 8 de enero de 1978 pero desde que a fines de los ´90 rescataron su historia los periodistas Ariel Scher y Víctor Pochat en una nota para el diario Clarín, no sólo se organiza una maratón en su homenaje; cuando en el ámbito deportivo hablamos de “Miguel” a secas, ya sabemos que de él se trata.

Aquel 8 de enero, un “grupo de tareas” (como se denominaba a las criminales pandillas parapoliciales organizadas desde el Estado) irrumpió en la casa de Miguel en Villa España, apacible barrio del partido de Berazategui. “Golpearon a la puerta de la casa, con armas largas”, relata Elvira -hermana del atleta- en un muy buen registro audiovisual del programa Informe Robinson. “Pedían por Miguel Ángel. Mi otra hermana les gritaba que no, que acá vivía Miguel Benancio”, completa. Elvira recuerda que buscaban desaforadamente en la biblioteca, “pero no encontraron nada”.

“Se vistió con la ropa de gimnasia y mi hermana preguntó si le podía dar un beso a mi mami. Le dijeron que no, que ya volvía. No lo dejaron. La vecina de enfrente vio cómo le vendaban los ojos y lo metían en un Ford Falcon”, cuenta Elvira sobre la última noticia que tuvo sobre Miguel.

Pese a que nació en la provincia de Tucumán, en la localidad de Bella Vista, tenía un cariño especial por Gimnasia de La Plata, club en el que jugó al fútbol. La institución lo recuerda desde la Comisión de Cultura.

En el Lobo platense había jugado al fútbol hasta que por su trabajo de maestranza en el Banco Provincia tuvo que abandonar; no le daban los horarios. Y como su fortaleza era la velocidad, se inclinó por el atletismo. Comenzó a correr en la categoría “libre” para Independiente, club en el que se federó. Cuando fue desaparecido, con sólo 25 años de edad, todavía era atleta del Rojo de Avellaneda, que a 40 años no hizo ninguna mención en ninguna de sus redes sociales oficiales. ¿Olvido de Hugo Moyano? Quién sabe si adrede, podemos suponer que no; aunque seguramente el actual presidente de Independiente brega por el olvido sobre lo que él hizo hace 40 años.

La militancia de Miguel Sánchez había comenzado en su Tucumán natal: era uno de los alumnos del Colegio San José que –junto a sus padres- luchaban contra el cierre de los ingenios azucareros decretada por un ministro del dictador Onganía, Kriegger Vassena. En enero de 1967, una concentración de familiares de despedidos del Ingenio Bella Vista son reprimidos brutalmente. Allí estaba Miguel, que vio tendido en el suelo el cuerpo de Hilda Guerrero de Molina, esposa de un despedido del Ingenio Santa Lucía que organizaba las ollas populares. Fue asesinada luego de que la policía disparara contra una multitud de mujeres y niños.

Las cosas se pusieron difíciles para la familia Sánchez que, como muchos tucumanos en esos años, decidió migrar a Buenos Aires. Allí Miguel adoptó una militancia política en una Unidad Básica de la Juventud Peronista de Berazategui, donde se afincó junto a su madre y sus hermanas.

En Independiente, entrenaba a las órdenes de Osvaldo Suárez, célebre fondista argentino que ganara varios Juegos Panamericanos, además de ser atleta olímpico en Roma y vencedor tres veces consecutivas en la carrera de San Silvestre en Brasil. “A Miguel lo llamaban -El Tucu- y se entrenó conmigo durante tres años en Villa Domínico y a veces en Parque Chacabuco. Era un chico excelente, muy educado y además se caracterizaba porque cuando viajábamos a otras provincias a competir siempre estaba escribiendo. Es lo que más recuerdo de él”, recuerda Suárez. Claro, Miguel también fue poeta.

Cuando Ariel Scher y Víctor Pochat reconstruyeron la historia con una entrevista a la familia de Miguel, el periodista de La Gazzetta dello Sport Valerio Piccioni vino a Buenos Aires para conocer en persona los testimonios. Y volvió a Italia decidido a levantar en alto las banderas de la memoria: no sólo publicó el libro La corsa di Miguel, en la que profundiza la investigación iniciada por Scher y Pochat, sino que además organizó en enero del 2000 la primera Corsa di Miguel (carrera de Miguel). Participaron 350 personas con el rostro de atleta tucumano en la parte delantera de sus casacas y el poema “Para vos atleta” (que Miguel publicara en diciembre del ´77 en un diario de San Pablo, Brasil) en la parte posterior.

Ya para 2001, la Carrera de Miguel llegó a Tucumán y a Villa España, Berazategui. Y en adelante se fue extendiendo a todo el país, para convertirse en uno de los más importantes eventos en el deporte por la Memoria, la Verdad y la Justicia (así, con mayúsculas, como debe ser).

Desde 2012, el tramo de la calle Crisólogo Larralde (en el barrio de Núñez) que va de Av. Libertador a Av. Lugones lleva el nombre de Miguel B. Sánchez. Es el camino que conduce al CENARD, Centro de Alto Rendimiento Deportivo.

“Todos los días Miguel corría contra el viento y contra la injusticia y se levantaba y se acostaba soñando con ganarles a esos dos rivales difíciles”, escribe Ariel Scher, a 40 años de la desaparición de Miguel. Hoy todos los que corremos –de frente- contra la injusticia recordamos a uno de los primeros deportistas desaparecidos, pero presente: ahora y siempre.

¿Quién era Miguel?

Fue el décimo hijo de una familia humilde de Tucumán. Nació el 6 de noviembre de 1952 y en plena adolescencia, viajó a Buenos Aires para jugar en las inferiores de Gimnasia y Esgrima La Plata.

En ´74 debió abandonar el fútbol por haber obtenido un puesto de trabajo en el Banco de la Provincia de Buenos Aires, aunque su pasión por el deporte lo ligó al atletismo, para luego federarse en el club Independiente.

Practicaba tres horas diarias antes y después del trabajo y además, escribía poemas.

A los 25 años fue «desaparecido», un 8 de enero de 1978, debido a su militancia en una Unidad Básica.

LA BIOGRAFIA

MIGUEL BENANCIO SANCHEZ

Miguel Benancio Sánchez (6 de noviembre de 1952 – desaparecido el 8 de enero de 1978) fue un atletafutbolista y poeta argentino secuestrado y desaparecido por ser peronista.

Nació en Bella VistaTucumán. A los pocos años, en coincidencia con la crisis azucarera, se trasladó junto con su familia a Villa España, en el partido bonaerense de Berazategui.

A comienzos de la década de 1960, inició su carrera de futbolista en las divisiones inferiores de Gimnasia y Esgrima de La Plata, combinó la práctica deportiva con su empleo como en el Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Hacia 1974, el exceso de trabajo lo hizo abandonar el fútbol y comenzó atletismo, se federó en el Club Atlético Independiente; participó en la Corrida de San Silvestre en tres oportunidades.

Es probable que por su militancia en la Unidad Básica de la Juventud Peronista, fuera secuestrado por un grupo de tareas el 8 de enero de 1978, cuando tenía 25 años. Según relatos de otros detenidos, habría permanecido en el centro de detención clandestino “El Vesubio”.

Investigaciones

En enero de 1998, un reportaje de los periodistas Ariel Scher y Víctor Pochat de la sección deportiva del diario Clarín, reconstruyó la vida y la desaparición del corredor. El periodista italiano Valerio Piccioni, de La Gazzetta dello Sport, viajó a Buenos Aires para realizar una investigación sobre el tema, cuyo resultado fue la publicación del libro «La corsa di Miguel» (La carrera de Miguel).

La Ley 26990, en su homenaje, establece El Día de La Memoria en el Deporte.

Homenajes

Piccioni impulsó la organización de una carrera, con la misma denominación del libro, por las calles de Roma, para rendir tributo a Sánchez. La primera carrera se efectuó el 9 de enero del 2000 con más de 350 participantes con una tricota (camiseta) que llevaba la imagen del rostro de Sánchez en la parte delantera y una reproducción del poema «Para vos atleta» atrás, escrita por Sánchez en diciembre de 1977, publicado por Gazeta de Sao Paulo el día de la carrera de San Silvestre de ese año. El maratón se realiza cada año en Roma.

El domingo 11 de marzo de 2001, en Buenos Aires, se corrió por primera vez “La Carrera de Miguel”, en sus dos alternativas de 5 y 9 km.

En Tucumán, comenzó a correrse por él en 2005. Luego de tres ediciones en Bella Vista, su ciudad natal, se decidió trasladarla a San Miguel de Tucumán.

También desde 2005, en Villa EspañaBerazategui, la localidad de su militancia y desaparición, es organizada por docentes y alumnos de la Escuela de Educación Media Nº 7 «Ernesto Che Guevara»1​ la Carrera de Miguel, Corremos para no olvidar… con un recorrido de 7,5 km abierta a todas las edades y una caminata de 3 km que transita por la casa donde vivía y fue secuestrado.2

En la costanera de la ciudad de San Carlos de Bariloche, Provincia de Río Negro, la carrera se corre desde 2006.

A partir de 2012, en la ciudad de Buenos Aires existe una calle Miguel B. Sánchez que suplantó a Crisólogo Larralde desde Av. Del Libertador hasta Lugones.

La copa del Campeonato de Primera División 2013 lleva su nombre.3

Desde el año 2016, la «Carrera de Miguel» también es realizada en la ciudad de Mar del Plata, mediante la implementación de una Ordenanza Municipal, por la cual se corren 10km en el corredor saludable de esa ciudad. En la misma participa el propio municipio a través del EMDER (Ente Municipal de Deportes y Recreación), el Honorable Concejo Deliberante de la ciudad, Defensoría del Pueblo, Adum, la Asociación Bancaria, y la Federación Marplatense de Atletismo.

+++++++

EL POEMA DE MIGUEL

Entre su legado queda este poema dedicado a los atletas:

Para vos atleta (de Miguel B. Sánchez)

para vos que sabés del frío, de calor,
de triunfos y derrotas
para vos que tenés el cuerpo sano
el alma ancha y el corazón grande.
Para vos que tenés muchos amigos

muchos anhelos
la alegría adulta y la sonrisa de los niños.
Para vos que no sabés de hielos ni de soles de lluvia ni rencores.
Para vos, atleta

que recorriste pueblos y ciudades
uniendo Estados con tu andar
Para vos, atleta
que desprecias la guerra y ansías la paz

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.