Categorías
Sin categoría

EL FUTBOL DE LA PAMPA ESPERA PARA UNA NUEVA REESTRUCTURACION

FUTBOL

De posibles cambios a suspensiones

LOS EQUIPOS DE LA LIGA CULTURAL DE FUTBOL PREOCUPADOS POR LOS TORNEOS

Fuente: Diario La Arena.-

El campeonato lleva tres fechas de parate y deberá al menos esperar un mes más. En caso de regresar a las canchas, será necesaria una reestructuración para cumplir con el calendario. Algunos plantean directamente suspender el Provincial.
En medio de la pandemia por el coronavirus que está afectando a todo el mundo, el presidente de la AFA, Claudio «Chiqui» Tapia, aseguró esta semana -con razón- que «el fútbol está hoy en un quinto plano» en cuanto a prioridades.
De todas maneras, los clubes de todo el país observan con inquietud lo que sucederá en el futuro en cuanto a la actividad oficial, tanto en los torneos profesionales como en las categorías amateurs del interior. Mientras tanto, los jugadores hacen malabares para continuar entrenando de manera individual, a medida que cumplen con el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno nacional y, en algunos casos -aquellos que están exceptuados de la cuarentena-, también atienden sus trabajos particulares.
El fútbol pampeano no escapa a esa realidad, viviendo con preocupación lo que pueda llegar a pasar con los torneos de ambas ligas, que acompañaron desde un primer momento las medidas preventivas, suspendiendo sus actividades aún antes de que el presidente Alberto Fernández anunciara la suspensión de las clases o estableciera la cuarentena.
¿Qué vamos a hacer con el torneo?, se preguntan hoy dirigentes, entrenadores y jugadores de diferentes instituciones de la Liga Cultural y, aunque oficialmente aún no hay ningún tipo de decisión, comienzan a barajar posibilidades dependiendo de hasta cuándo se extenderá el parate de la actividad.
En cuanto a fechas, el Oficial de Primera División culturalista había disputado apenas su primera jornada el 8 de marzo (tanto en la Zona Norte como en la Zona Sur), cuando luego se decidió parar la pelota, primero de manera preventiva ante la sugerencia del Gobierno provincial (no se jugó el 15 de marzo) y luego de manera definitiva y hasta nuevo aviso ante la determinación de Nación.
De esa manera, el torneo -que si se reanuda debería jugarse prácticamente en su totalidad- ya lleva tres fechas de parate, sumará dos más cuando se termine el plazo por el que se expendió la cuarentena (hasta el 12 de abril) y luego, dependiendo de cómo haya evolucionado la situación, deberá esperar a que se liberen definitivamente las actividades y cada plantel se ponga al día físicamente antes de arrancar.
Así, en el mejor de los escenarios, al menos hasta mayo no habrá fútbol, por lo que los campeonatos no podrán disputarse tal cual estaban previstos. El Oficial, en principio, iba a concluir el último fin de semana de agosto o el primero septiembre (dependiendo de si se suspendía alguna fecha), teniendo en cuenta que para el 20 de septiembre estaba previsto el inicio del Torneo Provincial, que agrupa a los mejores equipos de las ligas Cultural y Pampeana y que se extendería hasta fin de año.

Opciones.
Desde la Liga Cultural informaron ayer que aún no hay conversaciones oficiales sobre el futuro de los torneos, debido que hasta que no haya una fecha estimada de regreso a las canchas, no se pueden aventurar a reorganizar los campeonatos.
Sin embargo, desde algunos clubes comienzan a pensar en opciones de reestructuración con el objetivo de cumplir con los torneos, siempre avizorando un levantamiento a no muy largo plazo de la cuarentena, que de prolongarse obligaría a suspender definitivamente la actividad hasta el año próximo.
Una de las opciones, plantearon, sería cambiar el formato del Oficial en las zonas Norte y Sur, armando un torneo de transición con menos fechas y algunas fases de eliminación directa, apuntando a finalizar en las fechas previstas desde el inicio de la temporada.
Otra de las voces consultadas planteó la posibilidad de suspender el Provincial de este año, dando lugar así a que puedan concluir de manera normal los torneos liguistas, que de esa manera tendrían unos tres meses más de juego en sus calendarios.
Incluso, en caso de no jugarse el certamen pampeano, un dirigente esbozó la chance de que el dinero que aporta el Gobierno provincial para los gastos del Provincial, sea destinado a todos los clubes como «auxilio» ante la crisis que están atravesando en estos momentos de parate total de las actividades.
Ideas al margen, la realidad indica que al menos hasta el próximo mes no volverá a rodar la pelota en las canchas pampeanas, y que hasta que no se ponga una fecha cierta para la reanudación no habrá una decisión oficial con respecto al futuro de los torneos.

Los torneos federales en espera
Además de aguardar por lo que pasará con las ligas Cultural y Pampeana, hay tres clubes de nuestra provincia que también están participando de torneos nacionales, y que por lo tato también están atentos a lo que ocurrirá con esos campeonatos.
Tanto Racing Club de Eduardo Castex y Costa Brava de General Pico, que están en la Segunda Fase del Torneo Regional Amateur, como Ferro de Pico, que forma parte del Torneo Federal “A” (ya semiprofesional), esperan por las decisiones del Gobierno nacional en cuanto al posible retorno a la actividad de ambos campeonatos, que también sufrirían modificaciones para cumplir a tiempo con el calendario.
En un informe del sitio especializado Ascenso del Interior, se explica que el Consejo Federal realizará una consulta con los diferentes clubes del Regional Amateur para saber la situación en la que se encuentran en cuanto a jugadores a disposición, realidad económica e interés en seguir participando para, de manera global, sacar conclusiones.
En caso de reanudación, se disputaría como está estipulado con la correspondiente reprogramación de fechas, pero también existe la posibilidad que el formato de las rondas siguientes sea modificado para hacerlo más acotado.
En ese punto, se manejarían tres opciones para darle continuidad al Regional. Por un lado, comenzar un nuevo e independiente torneo con los 98 clubes clasificados a la Segunda Fase a mediados de agosto/septiembre, y finalizando en diciembre, para entregar así los cuatro ascensos al Federal “A” que hay en juego.
Otra opción es, según el informe, darle plaza fija de manera única y excepcional a cada uno de esos clubes para que puedan participar del Torneo Regional. La tercera alternativa sería que el Torneo Regional 2021 tenga 8 ascensos en vez de 4, para contemplar los que no se definirían este año más los de la futura temporada.

Federal “A”.
En cuanto al Federal “A”, que cuenta con la participación de Ferro, su posible reestructuración está atada a la Primera Nacional, debido a los ascensos y descensos de uno y otro.
Según explicaron “la prioridad es que los ascensos y descensos se definan en la cancha”, por lo que se reprogamarían las fechas faltantes más los hexagonales en el caso del Federal “A”.
Pero si la cuarentena se extiende, se barajarían dos opciones. Por un lado, “que los primeros en la tabla de posiciones hasta hoy de la Zona Norte y Zona Sur (Federal A) y del Grupo A y Grupo B (Primera Nacional) sean quienes asciendan directamente”.
Por otro, “elaborar una tabla general de puntos entre ambas zonas de cada categoría y los dos equipos que más puntos hayan sumado hasta hoy sean quienes se adjudiquen los ascensos”.
Para los descensos, en tanto, existiría la posibilidad que ‘no’ se lleven a cabo en ambas divisiones, al igual que lo que sucedería en la Superliga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.