Categorías
Sin categoría

Andrés “Lechu” Darricau encara una cuarentena con mucha tranquilidad

Andrés “Lechu” Darricau es uno de los triatletas de elite que tiene el país y que en este 2020, cuando está por cumplir 20 años en el mundo de los triatlones, encara este momento tan atípico de aislamiento social con mucha tranquilidad. En ese marco confirmó que nuevamente se ha radicado en la ciudad de Trenque Lauquen, buscando una seguridad que en La Plata era difícil de encontrar, y donde hará sus entrenamientos de manera habitual.
“Lechu”, quien se podría ubicar en el top ten entre los nacionales, contó cómo está llevando adelante la cuarentena, los entrenamientos que realiza en sus casas y las carreras previstas para este particular 2020.
Está en Trenque Lauquen desde el 11 de marzo, cuando regresó de Miami, y desde esa fecha está cumpliendo con la cuarentena. “Arranqué la cuarentena una semana antes que el resto y esto va para largo. Me encontré arriba del avión que había que firmar una declaración jurada y al llegar al país hacer cuarentena y a los pocos días el Presidente, creo que en tiempo justo y bien decidido, dijo que la cuarentena era para todos. Así que ya llevo varios días encerrado”, dijo entre risas y de buen humor.
Además contó cómo se estaba viviendo todo en Miami a fines de febrero. “Nosotros acá tuvimos la suerte de poder ver lo que ha pasado en otros países y como en otros lugares se lo tomaron a joda. Acá se reaccionó bastante rápido. En Miami no pasaba nada, es más, se tomada a chiste y a fines de febrero se hicieron unas 4 carreras juntas donde nos juntamos unos mil corredores. Había unos casos en La Florida, pero es más arriba de Miami, y ahora están muy mal, en New York está el epicentro y la están pasando muy mal por tomar decisiones muy tarde”, comentó.

N A Concordia
Darricau contó que su temporada se terminaba este 26 de abril en Concordia con el Medio Ironman, una de las competencias más importantes del país. También debía ir, previamente, el día 19 a Miami para cumplir con un par de carreras que su sponsor le exige. Pero todo esto ya ha quedado para más adelante. “El Medio Ironman de Concordia era lo más importante del país, donde ya había unos 900 inscriptos y también estaba el Ironman en Brasil, donde estaba entrenando para debutar Santiago Rossi (ver recuadro). Pero ya todo esto quedó para más adelante. La verdad es que estoy viendo gente que está entrenando 40 o 50 minutos de trote en un patio de 10 metros y me parece que eso está muy mal. No sabemos cuándo se saldrá de esto y seguro que va a ser paulatino. Yo no creo que en las competencias como las nuestras, de natación, ciclismo o pedestrismo, donde hay una gran cantidad de personas, se hagan a corto plazo. El futbol va a volver, pero televisado y a puertas cerradas. Por lo menos es lo que yo pienso, y por eso hay que tomárselo con más calma a todo esto. Hacer en casa lo que permita el lugar, pero no excederse. Es verdad que para muchos de los atletas y ciclistas de la ciudad ahora se venía una época linda de carreras, como en La Pampa, Sierra de la Ventana o el Seis Ciudades, pero no hay que volverse loco”, destacó.

n En casa
Acostumbrado a entrenar al aire libre, “Lechu” contó cómo lleva adelante la cuarentena, en su casa, realizando un mínimo entrenamiento, además de reacondicionar el lugar. “Como ya teníamos pensado venirnos a vivir acá estoy aprovechando a lijar algunas paredes, además de entrenar un poco. No soy muy amante del rodillo, más que nada porque no tengo un rodillo bueno en casa. Nunca me quise traer de Miami, ya que no lo suelo usar, a lo sumo un día de lluvia y mucho frio, pero en temporada se sale a rodar igual con lluvia, a mi me gusta más que estar en el rodillo o la cinta. Es por eso que ahora en casa hago sesiones de una hora y media un día, y de una hora el otro, además de hacer fortalecimientos con bandas elásticas y trabajo de core, donde se trabaja con el peso mismo del cuerpo. La natación la trabajo con una simulación con bandas que da fortalecimiento. Pero la verdad es que nunca he sido muy fanático del gimnasio y este momento me está ayudando a fortalecer otras zonas. Hay que aprovechar todo esto”, dijo.
Ya en la ciudad, y cuando todo vuelva a la normalidad, Darricau confirmó que no tendrá modificaciones o impedimentos para realizar sus habituales entrenamientos marcando: “Se puede entrenar acá como en La Plata. Allá lo que teníamos era la posibilidad de ir a la Ruta 2, donde hay un tramo largo de unos 25 kilómetros con una muy buena banquina asfaltada, y eso te permitía hacer un lindo entrenamiento, bien acoplado. Acá uno se debe contentar con la vuelta al acceso, pero se puede hacer igual. Para los entrenamientos cortos y explosivos voy a utilizar el velódromo, y si hay que salir a hacer un rodaje muy largo lo haré con la MTB ya que tenemos caminos rurales para disfrutar”.

n Al límite
Fiel a su estilo, y con 20 años realizando este deporte (12 de manera profesional), dice Darricau: “Me gusta correr al límite, no sirvo para especular”.
El local comenzó a correr siendo adolescente, con los triatlones del Club Argentino, entre 1992 y 1993. “Creo que primero en equipo y luego algún que otro individual, pero era solo en verano. Yo había hecho muchos años de BMX, pero fue en el 2000, cuando me fui a La Plata, que me dediqué de lleno a esto y en el 2008 empecé a correr como profesional”, cuenta.
Ha corrido en todas las distancias, desde los shorts, a los olímpicos, medio ironman y el ironman completo. “No soy de correr tantos ironman completos, debo tener unos 10 en toda mi carrera. Tengo conocidos que tienen más de 20, corren 2 por año, pero yo no sirvo para esa distancia, no me gusta y no sé especular, me gusta ir siempre al límite, con el cuchillo entre los dientes”, afirma. Y para ello dice que prefiere la distancia del olímpico, 1.500 metros de natación, 40 kilómetros de ciclismo y 10 kilómetros finales de pedestrismo, destacando: “Esa es la distancia indicada. Se puede ir al límite pero siempre cuidando de no bajarse mal de la bici. Yo me he bajado a más de 1 minuto y medio detrás de los líderes y en 10 kilómetros los he alcanzado y llegué a sacar 40 segundos. El problema es cuando te bajas mal de la bici. Uno piensa que 10k son pocos, y los primeros 3.000 metros los haces bien y el resto vas muerto, se hacen muy largos”.

n En el top ten
Desde diciembre a esta cuarentena Darricau logró hacer podios, estar siempre entre los cinco mejores y un séptimo puesto fue el más lejos. Con sus 43 años debe dar batalla ante la nueva generación, y lo sigue haciendo. Dice que los mejores del país, y en distintas distancias, son Flavio Morandini, Mario De Elías y Luciano Tacone. “Esos tres están en el podio, pero depende de las distancias. Uno es mejor que otro en corto y otro en largo. Pero si nos ponemos todos yo creo que en un top ten puedo estar. Este año todo lo que corrí estuve entre los primeros cinco. En Mar del Plata fui séptimo y el podio estuvo conformado por todos chicos sub 23, una camada nueva que viene muy bien y que tiene que seguir sumando experiencia”, opinó.

n Hombre de Piedra
Una de las carreras más importantes en la Provincia de Buenos Aires es el duatlón Hombre de Piedra que se realiza en Tandil. Andrés Darricau es el máximo exponente de esta prueba, habiendo ganado cinco ediciones consecutivas y teniendo el récord del circuito.
Desde su profesionalismo debió dejar de participar debido a la superposición de carreras. La de Tandil siempre se realiza en el mes de septiembre y ahora, ya nuevamente en casa, Darricau sueña con volver. “Algún día voy a volver. Quizás sea este año, aunque debo ver para qué fecha se confirma el Medio Ironman de Concordia. Pero Tandil me encanta, no corro ahí desde el 2013 y me gustaría volver”, confesó.

Fuente: Diario La Opinion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.