Categorías
Sin categoría

Atletismo en casa: «Extraño tanto correr que voy a hacer los mandados trotando», contó Sanguinetti

El multiplecampeón tresarroyense, entrena en su hogar para seguir en forma: «Me mentalicé de que tenía que hacer un circuito como sea. Para mí es super importante. Si no lo hago siento que me falta algo», señaló.

Ulises (39) y su hijo Ayrton (13), tras otro día de entrenamiento ganado. Fotos: Archivo La Nueva. y gentileza Ulises Sanguinetti.

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui lanueva.com

«Esto me demuestra que era verdad lo que siempre pensé y dije: pase lo que pase, si estoy bien de salud, correr voy a correr».

El tresarroyense Ulises Sanguinetti (39 años), uno de los fondistas más importantes del país, sabe que no hay excusas. Para un atleta profesional como él, dejar de prepararse por la cuarentena no es una opción.

Por eso, todos los rincones de su casa se transformaron en el nuevo circuito para continuar -como puede- con sus habituales sesiones de entrenamiento.

«Tengo un patio y una casa que no son muy grandes, pero corro por todos lados. La mitad del recorrido es por adentro y la mitad es por afuera. Así que voy esquivando a mi señora, a mi hijo, al conejo en el patio ja, ja… no queda otra», cuenta Ulises, ganador -entre tantas otras cosas- del tradicional Circuito de Reyes en 5 ocasiones.

Aunque se modificó en cuanto a tiempos y espacios, la rutina de Sanguinetti no se alteró demasiado: doble turno todos los días, menos los domingos que le toca el «fondo largo».

«Cuando termino de correr me siento muy bien, es como que siento que realmente estoy entrenando», admitió.

Igual, reconoce que no hay nada como la calle.

«Es cómico, porque voy corriendo a hacer mandados a dos o tres cuadras de casa. Extraño tanto correr recto, que aunque sea una cuadra o dos lo aprovecho y voy trotando. Acá en casa a 10 metros o menos tengo que doblar», reconoció.

«Obviamente que los ritmos acá son muchos más lentos -señala-, porque tengo que frenar, tengo la puerta del patio, una planta que tengo que esquivar… Además, lo que yo les digo a todos es que hay que correr con mucha precaución, sobre todo en los giros: hay que frenar a cero, cambiar el sentido y después seguir. Porque sino en vez de mantenerte te podes terminar lesionando y eso sería mucho peor. Por eso hago todo con mucha precaución, soy consciente de todos los peligros que hay», enfatizó Sanguinetti, ganador del «Desafío La Nueva.» en 2017 año en el que también se consagró campeón argentino en la 33ª edición del maratón «A Pampa Traviesa» que le sirvió para quedarse con el título que le faltaba, ya que también es campeón nacional en 10.000 metros, cross corto y largo, y medio maratón.

   -Imagino que ni bien se confirmó todo esto, sabías que de alguna forma ibas a tener que entrenar.

-Al principio era todo muy complicado, porque la verdad no sabía cómo ingeniármelas. Al segundo día me mentalicé a que tenía que hacer un circuito como sea. Trate de hacerlo lo más rápido posible dentro de las posibilidades que había. Obvio que para mí es super importante el entrenamiento y sino lo hago siento que me falta algo. También hago bici con una que me prestó un amigo, algo de pesas y salto la soga.

   -¿Cuánto cambió tu rutina en relación con la que tenías antes?

-Trato de hacerla lo más parecida posible. Los lunes gimnasio y 12 kilómetros y a la tarde otros 12 kilómetros, y así los demás días. Obviamente que no voy a llegar a hacer los 140 o 150 kilómetros semanales que hago cuando entreno normalmente, pero le estoy metiendo mucho para correr lo más que pueda.

   -¿En la alimentación tuviste que modificar algo?

-No, solo trato de mantenerla como siempre. Con algunos pequeños desarreglos en algún que otro postre, por ejemplo en en Pascuas algún chocolate pero nada más. Igual, como no hay competencias cerca eso se puede hacer. El resto lo mantengo, porque la comida es la energía que le doy a mi cuerpo para entrenar.

La familia, el sostén

El hijo de Ulises, Ayrton (13 años), comparte la pasión por el atletismo con su padre por lo que también se suma a la rutina de entrecasa.

«Se había achanchado (sic.) un poco y ahora volvió a entrenar, obvio que acá adentro es mucho más aburrido. Pero yo le digo que tiene que darse cuenta que le hace bien, además desde lo físico, lo ayuda en lo mental, en despejar la mente. Sino estás comiendo todo el día, tirado en la cama… y te sentís como mal y cuando corrés te liberás. Por eso es importante hacer actividad», explicó el tresarroyense.

Papá Ulises mira su reloj antes de ganar la segunda etapa del Desafío La Nueva. y Ayrton, su hijo, acompaña en la última tirada.

 

Su compañera, Agustina, también aporta su apoyo.

«Mi señora seguramente debe estar más contenta, porque los domingos siempre me acompañaba a hacer la hidratación y se tenía que quedarse una hora y media esperando en el auto. Ahora la hidratación la hace en casa, tirada en el sillón, me deja las cosas arriba del mueble y listo ja, ja. Es más fácil», bromeó Ulises.

Temores y certezas a futuro

Su trabajo trabajo personal también se vio lógicamente afectado por la cuarentena. Por ejemplo, el de la Escuelita Municipal de Tres Arroyos, donde es el profesor de un grupo de alrededor de 50 atletas.

«Me da mucha lástima porque teníamos un grupo muy lindo, con chicos que habían tenido muy buena participaciones en distintos campeonatos. Además de que a mí me encanta ir a entrenarlos a la pista, también me da mucha tristeza que se hayan perdido todo este tiempo de entrenamiento. Nos estamos manejando por WhatsApp, por donde le paso entrenamientos diarios y también hicimos videollamadas», detalló.

En el último tiempo, Ulises había ganado por segunda vez la maratón de Mar del Plata (en noviembre de 2019) y redondeado muy buenas actuaciones en los 10k de Necochea y en Madariaga, al quedarse con ambas competencias.

En el medio, fue cuarto en Reyes en nuestra ciudad, donde sintió que no «fue una buena carrera».

No obstante, cuenta que atravesaba un buen momento ya que «los entrenamientos estaban saliendo bien y estaba preparado para correr fuerte un maratón».

Sin embargo este momento inédito que nos toca vivir a todos, pusieron cierta cuota de incertidumbre sobre su futuro. Aunque, algo ya se imagina…

   -¿Crees que puede llegar a modificar algo en tu carrera este tiempo sin competir, pero a la vez sano, algo que no es normal?

-Tengo mucha incertidumbre con eso; por un lado me vino bien para curarme de un dolor en el isquio izquierdo (sic.) que me estaba tratando con kinesiología. Pero por otro lado me da miedo que, al correr tanto por dentro, con la zancada tan corta, haber modificado algunos aspectos técnicos. Y además al haber hecho bicicleta y algunos ejercicios que no realizaba hacía tiempo, se me hayan modificado algunos músculos; haberlos desarrollados un poco más. Son cosas que se me pasan por la cabeza, pero no lo sé. Lo que sí te digo es que he metido mucho más abdominales, que a veces uno no las hace porque no tiene tanto tiempo, y esa parte la siento mucho mejor. Ahí voy a ganar, en lo otro tendremos que ver.

   -¿Se hace difícil entrenar sin un objetivo claro?

-La verdad que eso desmotiva mucho, yo sé que a muchos corredores les está pasando eso. Yo trato de no pensar y me miento a mí mismo, pero me sirve: pienso que el mes que viene va a haber alguna carrera y me motivo. Seguramente la motivación más grande que uno tiene ahora es esperar ese día que digan que se puede salir a correr, como se había charlado la otra vez. Yo me imagino que a mediados del mes que viene quizás lo liberan, eso es como la motivación de la competencia ahora.

   -¿Pensás en ese día que puedas salir a correr de nuevo?

-¡Sí! Mi señora me pregunta adonde voy a ir ni bien pueda. Quiero hacer el circuito que hago siempre, pero seguramente voy a correr medio rápido porque ya me quema la cabeza correr arriba de los 4 (minutos el kilómetro) los fondos, cosa que nunca hago. Creo que voy a salir muy fuerte la primera vez.

Ni bien se pueda, las calles de Tres Arroyos volverán a ver a uno de sus deportistas más destacados haciendo lo que lo apasiona.

Mientras tanto, Ulises continúa entrenando desde casa para seguir cosechando grandes resultados.

Fuente: La Nueva Provincia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.