Categorías
Sin categoría

Sergio Alaux, otro que se tomará un respiro: «No me veo retornando rápido a la competición»

No obstante, el pigüense reconoció que tiene cuerda para rato.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

“Hoy no veo posible mi retorno al TC en el corto plazo”, nos cuenta el pigüense Sergio Alaux desde su residencia en Trenque Lauquen, donde actualmente se encuentra abocado 100% a las responsabilidades empresariales de la familia.

Aunque la llama permanece encendida, hablar de automovilismo en este momento quedó en un segundo plano para él. La dura realidad golpeó su puerta y lo obligó a responder de acuerdo al orden de prioridades de la vida.

“Esto va a ser muy duro, más allá de la pandemia y de la cuestión sanitaria. Lo económico llevará un largo tiempo de recuperación. Es por eso que no me veo retornando rápido a la competición. Habrá que replantear un poco todo”, enfatizó.

“Ni me preocupo por saber cuándo se volverá a correr, me saqué el chip de la cabeza. Ahora me preocupo en lo laboral, en poder llevar adelante de la mejor forma la empresa familiar y solucionar los distintos problemas que surgen por estos días”, agregó Sergio.

El caso de Alaux no debe ser muy distinto al de muchos protagonistas de la “Vedette” del automovilismo, lo que hace suponer que, amén de un eventual retorno de las actividades, es un año prácticamente perdido.

Eso no quiere decir, como se apuntó anteriormente, que las ganas de acelerar hayan desaparecido. Pero antes de despuntar el vicio, hay que acomodar el rompecabezas…

“Todavía tengo cuerda para rato en el automovilismo. Si bien ahora la cosa se plantea complicada, siempre logré adaptarme a las circunstancias y salir adelante. La veo complicada en el corto plazo, pero no tengo dudas que seguiré corriendo un tiempo más”, aclaró el pigüense.

“Hasta en la F1 no hay sobrepasos”

La popularidad y tradición del TC es una cuestión innegable. La prueba está en la enorme concurrencia de público en cada presentación y en el raiting televisivo. El folklore de las hinchadas, el asadito y la inconfundible sinfonía del 6 cilindros es algo que difícilmente pase de moda.

Ahora bien, tal vez si podríamos cuestionar el bajo coeficiente cualitativo competitivo que la divisional evidencia desde hace algunas temporadas y que se acentúa cada vez más.

“Hasta en la Fórmula 1 no hay sobrepasos. El TC se ha profesionalizado tanto y se han emparejado tantos los autos, que es difícil buscar el equilibrio. En la época que yo arranqué (NdR: 1997), estabas a un segundo y tal vez quedabas dentro de los 10. Hoy no, a esa diferencia caes hasta el puesto 35. Eso hace que sea difícil lograr sobrepasos”, explicó Alaux.

“Creo que los circuitos tampoco dan crédito o te permiten el desarrollo de otro espectáculo. La categoría avanzó mucho y algunos trazados se quedaron en el tiempo. Tenés algunos modernos, donde salen buenas carreras, como el de Termas, pero la mayoría que están en el calendario no suman mucho para el espectáculo y lo que es actualmente el TC”, agregó.

De todas maneras, Alaux aclaró que tripular una potente estructura de tracción trasera, como la Chevy N°75 que conduce, no es tarea sencilla o poco emocionante…

“Han cambiado las épocas. La gente desde afuera piensa que es fácil manejar un TC, pero es muy difícil. Creo que si no se dan sobrepasos también tiene que ver con que los autos son ariscos para llevarlos y cualquier maniobra cuesta hacerla. Manejar esos autos es entretenido, es algo que siempre me gustó. Tienen mucha potencia y son divertidos para manejar”, cerró el pigüense.

Fuente: La Nueva Provincia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.