Categorías
Sin categoría

Merma de alumnos y clases virtuales. El taekwondo supo sacarle provecho a esta cuarentena

La alternativa llegó mediante clases virtuales. Se dio una merma de alumnos, pero se abrieron otras puertas de enseñanza internacional.

Hoy repasamos el presente de otro deporte que está a la espera de una pronta habilitación. Se sabe de antemano que al ser una actividad grupal y de contacto, además de realizarse bajo techo, puede llevar más tiempo que las autoridades sanitarias permitan la vuelta a las clases, pero a esta cuarentena el taekwondo también ha sabido cómo sacarle provecho.
La Opinión dialogó con la instructora Patricia “Pato” Eloy, quien contó cómo se han debido adecuar en el aislamiento, con clases virtuales, sufriendo una merma considerable de alumnos tanto en inferiores como juveniles y adultos, pero en cambio se abrieron otras puertas educativas, situación muy provechosa para seguir creciendo y estudiando este arte marcial.
Eloy contó: “Se han dado también algunas cosas muy buenas, ya que Lucas (Britos) está entrenando con los entrenadores de la Selección Nacional con clases vía Zoom. Pudimos contactarlos y él se sumó a sus clases. Hace unos días tuvo una clase con un instructor japonés, dos semanas atrás con los entrenadores de la Selección de Grecia que es uno de los países más fuertes del taekwondo a nivel mundial y todo esto mediante clases en el garage de casa, a un costo muy accesible”.
Antes estas posibilidades solo podían darse tras cierto viaje a Buenos Aires, con el gasto que significa, más estadía e inscripción a las clases, ahora la cuarentena ha permitido un contacto, que a pesar de ser virtual, es mucho más económico. Una situación que se está dando en varios deportes como así también en otros ámbitos sociales. Y vale remarcar que Lucas Britos está encargado de la instrucción de los alumnos juveniles y mayores.

Clases en el garage
Los “profes” han tenido que ingeniárselas para mantenerse activos durante estos meses críticos de aislamiento social, no solo pensando en el deporte en sí, sino en el sustento económico del propio trabajo. Eloy contó que debieron confeccionar en el garage de su casa un mini gimnasio para brindar las clases on line. “Dentro de todo lo que se puede estamos dando clases, pusimos un par de planchas en el suelo, una tele para poder ver más grande a los alumnos en las videos-clases y tratando siempre de seguir. Esta cuarentena ha sido muy cambiante, primero teníamos mucha demanda de los más pequeños que querían hacer las clases pero luego ha ido bajando, para los más chiquitos es complicado porque ellos quieren vernos a nosotros y estar con nosotros. Tenemos algunos grupos fijos, que son los alumnos más motivados y a la vez los que venían compitiendo”, se explicó.
Algunas complicaciones a la hora de llevar adelante las clases on line son que los instructores deben saber adaptarse sin el espacio físico de cada alumno y con la conectividad de Internet. “Como tenemos que hacer todo en espacio reducido, ya que los chicos están o en una pieza, o la cocina, algunos con el clima lindo en el patio, nosotros tenemos que apuntar a la enseñanza más especifica de la técnica, de la parte física, más que nada en los adultos que las primeras semanas lo sintieron al estar inactivos. Por lo tanto hacemos una entrada en calor, trabajos aeróbicos específicos para las artes marciales, zona media y ejercicios de equilibrio, mientras que en infantiles buscamos enseñar las formas y técnica de combate”, dijo la entrevistada.
Pero no todos logran prenderse a las clases virtuales y eso ha llevado a una merma sentida de alumnos. “En el grupo de infantiles que manejo, en clases normales somos unos 50 y ahora estoy con unos 12; y Lucas que tiene a los juveniles y adultos es más o menos igual, seguirán unos 10”, señaló Eloy.

Mirando al resto
“Pato” sigue muy atenta lo que ocurre en el resto del mundo con esta pandemia pensando en volver a la rutina de antes. “En Italia se comenzó mucho antes con las clases virtuales y todo eso se nos vino a nosotros, ahora en lugares como Grecia y Ucrania han empezado a levantar la cuarentena y permiten dar clases grupales, en números reducidos, al aire libre. Quizas eso también nos llegue a nosotros, pero con el clima será algo a tener en cuenta. En el resto del país las escuelas de taekwondo se mantienen con las clases on line, algunos han tomado exámenes y también se están haciendo algunos torneos virtuales para mantener el entusiasmo”, contó quien es una de las referentes locales del taekwondo.

La Copa del Mundo
Para este año el taekwondo se estaba preparando para la Copa del Mundo que se iba a desarrollar en nuestro país. “La Copa del Mundo es similar al Mundial, pero más abierta y sin clasificatorias. Este año teníamos la suerte de que se iba a realizar en nuestro país pero ya quedó suspendida para el 2022, ya que en el 2021 se realiza el Mundial”, cerró la instructora Patricia Eloy.

Fuente: Diario La Opinion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.